Nueva semana y nueva película a comentar: LA BODA DE MURIEL

Esta película es del 1994 del director P. J. Hogan y con Toni Collete como protagonista acompañada por Rachel Griffiths, Bill Hunter y Sophie Lee entre otros. Trata sobre Muriel (Toni Collete), una joven que espera a un principe azul que la rescate de su dominante padre (Bill Hunter) y del ambiente en el que vive. Al no llegar ese idílico amor, Muriel decide tomar las riendas de su vida y pone rumbo a Sydney en su búsqueda.

Tal y como nos indica el título Muriel consigue casarse, aunque antes que eso la película nos enseña un par de pruebas de vestidos de novia. En la primera el vestido que se pone Muriel tiene un sobre-escote muy original que se abre en uve llegando a crear como un abanico de tela alrededor de sus hombros sustentado sobre las mangas por un conjunto de flores de tela del mismo tejido. Complementan el vestido unos guantes largos, una diadema de flores de tela que sirve para sujetar el velo y un collar de perlas terminado en un camafeo.

En una secuencia podemos ver como le colocan un zapato blanco tipo salón con tacón ancho y detalle de pedrería en la punta.

El segundo vestido que se prueba Muriel es de manga larga ajustada con los hombros abullonados. A la altura de los puños, las mangas llevan una aplicación de puntilla bordada tipo richelieu. Con un escote en uve, toda la pechera va decorada con puntilla y pedrería. Complementan el vestido una diadema de flores blancas y rosas que sujeta el velo y un ramo de flores blancas.

Finalmente la película nos muestra la ceremonia de la boda. Ésta se celebra en una iglesia cuya entrada está decorada con grandes ramos sobre pedestales. Cada dos bancos, el cabezal está decorado con un ramo de flores blancas. Además, se han puesto ramos para decorar las columnas que sustentan el techo de la iglesia.

En la iglesia, tal y como nos comentan en la película, los invitados de la novia se sientan, tras ella, entrando a mano izquierda y los invitados del novio se sitúan entrando a mano derecha, siguiendo lo establecido por el protocolo.

Tres damas de honor acompañan a la novia. Llevan vestidos idénticos de color salmón claro con cuello cuadrado, mangas cortas y faldas de tul. Como complementos llevan guantes blancos largos, un collar de perlas y el pelo recogido en un moño bajo con una flor blanca. Además llevan un ramo redondo de flores de color salmón.

Las damas de honor entran a la iglesia

Muriel entra a la iglesia del brazo de su padre, que lleva una rosa blanca en el ojal. La novia lleva un vestido de seda. La falda es tipo campana con cola y sin decoración. Contrasta con el cuerpo del vestido, todo bordado con un motivo de pedrería en el pecho, de escote cuadrado y mangas largas ajustadas, hechas de bordado sobre tul con pedrería. Con el pelo recogido en un moño alto, para sujetarse el velo lleva una corona de brillantes. El ramo es de flores blancas y efecto semi-cascada.

Muriel entra a la iglesia del brazo de su padre

La película no nos muestra nada más del gran día de Muriel, pero la película no acaba aquí.

¡Os animamos a verla y a comentarla con nosotros!

 

Social media: