En estas fechas muchas de vosotras estáis empezando a buscar el vestido de vuestro gran día. Por ello hoy os traigo un artículo de inspiración sobre vestidos de novia para las almas libres que buscan un vestido blanco pero a la vez un toque de color, las novias que queréis la mezcla perfecta entre lo clásico y lo original para sentiros lo más cómodas posible luciendo un vestido que se ajuste a la perfección a vuestra personalidad.

Os muestro vestidos de novia blancos, sí, pero en los cuales se ha añadido una buena cantidad de color para salirse de lo más convencional. Coloreados con telas de colores, apliques o incluso pintados, estos vestidos destacan por su originalidad.

Algunos de estos vestidos me han gustado más que otros pero si queréis que hablen de cómo ibais vestidas el día de vuestra boda, con alguno de ellos seguro que lo conseguís. Simplemente pensad en el color (o colores) que más os defina, que más os guste y con el que os relacionarían prácticamente siempre y dadle una vuelta de tuerca a vuestro outfit el gran día.

 

Empezamos con aplicaciones a los vestidos.

 

Los cancanes de colores permitirán un efecto sutil de color.

 

También podemos añadir detalles en otros puntos del vestido, como en la cola o en las cintas del corsé.

.

Podemos buscar un vestido cuyo color está incluido en la tela estampada de su diseño.

 

Y por último os muestro vestidos con los bajos de la falda teñidos.

Si os enamora un diseño en blanco pero queréis añadirle un toque de color contad con profesionales para teñirlo.

 

Escoger vuestro vestido de novia será una de las partes más emocionantes de la planificación de la boda. Deberéis disfrutar al máximo de la experiencia de elegir EL vestido que con el que querréis dar el Sí, quiero, el vestido con el que podáis sentiros fantásticas y ser la reina de la fiesta pero con el que también podáis disfrutar del día, con el que os sintáis cómodas. Os recomiendo que cuando encontréis un vestido que os encante probéis a moveros tal cual lo haríais el día de la boda (caminad, girad, bailad un poco) para comprobar que ese hermoso vestido no os preocupará en vuestra boda porque se desacomode u os impida caminar con comodidad.

Y recordad que no importa el color, el corte o el estilo del vestido. Sed fieles a vosotras mismas y triunfaréis. 

Social media: