¡Hola de nuevo Soletes y Lunas!

Hoy os traigo esta mesa que preparé por encargo de C. para sorprender a S., su pareja, con una comida romántica. El lugar escogido fue la casa de montaña de los padres de él, quería que el encanto mágico del momento que tenía pensado no se rompiera por terceras personas y ese fin de semana sabía que la casa la tendría para ellos dos solos.

C. me abrió las puertas de la casa bien de mañana y mientras él, todo un cocinitas, preparaba un menú de los más especial yo me encargué de dotar de un tono dulce y romántico la sala donde comerían los dos a solas y donde él, en la más absoluta intimidad, le prediría en matrimonio.

El salón disponía de una ventana con vistas a las montañas de la zona, era el sitio ideal para poner la mesa y que pudieran estar relajados y disfrutar cada minuto. Por lo que habíamos hablado C. y yo me hice una idea de los gustos de su pareja para preparar la ambientación de la mesa a su gusto y que desde el primer momento supiera que se trataba de algo especial.

comida romántica

El mantel era una fina tela rosada que el viento que entraba por la ventana la dotaba de un suave movimiento que invitaba a relajarse y disfrutar. La vajilla blanca otorgaba pureza al ambiente y el plato para el pan, herencia familiar con sus filigranas rojas, contrastaba simbolizando la fuerza del amor que siente C. por S. a la vez que hacía conjunto con la alfombra que delimitaba el espacio de la comida. Un pequeño arreglo florar en el centro de la mesa unía la naturaleza del exterior con el momento a vivir en el interior. Las flores lilas son de las favoritas de S. juntamente a los claveles, escogidos en color maquillaje para simbolizar la delicadeza del momento, de su preparación. Finalmente, para darle un toque cálido, tres velas en candelabros negros acompañarían a la pareja durante toda la velada.

 

 

 

 

 

 

Aunque ya no estuve allí, se que S. dijo que sí a C. cuando éste le propuso matrimonio, así que estoy muy contenta de haber podido ayudar a un novio tímido a poder hacer realidad su sueño de prometerse mediante una comida romántica e íntima.

Si quieres saber cómo puedo ayudarte a diseñar y organizar tu boda o tu evento como hice con C., o si quieres un detalle personalizado puedes encontrarme aquí o en las redes sociales Facebook e Instagram.

Comenta este artículo y subscribete a la Newsletter para estar al día de las nuevas publicaciones.

Social media: