Tienes una cena de navidad (o a la que quieres darle un toque navideño) y quieres que tus invitados se sientan acogidos y especiales pero no tienes tiempo para hacer grandes decoraciones. ¿La solución? Una mesa sencilla pero resultona.

Hoy os traigo una mesa sencilla, con pocos elementos, para inspiraros para esas cenas o comidas improvisadas con las que a veces nos encontramos pero en las que queremos sorprender a nuestros invitados y que se sientan especiales.

Los colores que han guiado esta creación son el blanco y el verde como principales y un pequeño toque de rojo como contraste.

La base de esta mesa es un mantel blanco bordado con el que damos un toque elegante al conjunto. La vajilla blanca con un toque dorado le da ese toque de distinción con el que dar estilo. Las servilletas sobre los platos tienen motivos navideños en tonos verdes. Al ser de papel hacen que el conjunto sea un poco más informal. Finalmente, al ser una mesa larga, he realizado tres centros de mesa muy parecidos pero simples. Sobre cuadrados de pizarra, cada uno lleva un  una cadeneta roja, elementos en tonos neutros y un candelabro verde con una vela en su interior. Para finalizar el conjunto, he situado dos velas rojas largas entre los centros de mesa de manera alternada.

Como veis, esta propuesta es muy sencilla y la podéis tener lista en poco tiempo, pero no por ello deja de tener estilo y ese toque navideño que nos rodea en estas fechas. Sólo falta esperar a tus seres queridos y a disfrutar.

 

 

 

 

 

 

Espero que te haya gustado mi propuesta para vestir una mesa sencilla de navidad.

 

Si quieres saber cómo puedo ayudarte a diseñar y organizar tu boda o tu evento, puedes encontrarme aquí o en las redes sociales Facebook e Instagram.

Comenta este artículo y subscribete a la Newsletter para estar al día de las nuevas publicaciones.

Social media: