¡Me encantan las manualidades! De vez en cuando, si pudierais echar un ojo a mi día a día me encontraríais con las manos llenas de pegamento haciendo tarjetas de scrapbooking o rascándome la pintura acrílica de debajo de las uñas del proyecto que he hecho hace unas horas.  Y es que el mundo craft está de moda. En este mundillo que es la planificación de eventos cada vez es más frecuente que los anfitriones pidan proyectos do it yourself a la hora de diseñarlos.

Asi que imaginaos como reaccioné cuando recibí una invitación para visitar en exclusiva las instalaciones de Innspiro y participar en la presentación de su nueva escuela de manualidades: SchoolInnspiro. No me lo pensé dos veces y me apunté a la masterclass de cabeza.

Así que el Sábado 11 de junio puse rumbo a Masies de Voltregrà en la comarca de Osona, Barcelona, donde se encuentra la sede de Innspiro.

Fotografía propiedad de Innspiro

Allí nos dió la bienvenida Bibiana Colomer. Me reuní con más visitantes en la sala donde realizaríamos el taller pero antes de ponernos manos a la obra nos guiaron en cortejo para poder ver las instalaciones. Primero accedimos a la zona de creación, el sueño de cualquier crafter: una gran sala muy bien iluminada donde realizan las manualidades y los vídeos que Innspiro cuelga en su blog. Nos llamó la atención la gran distribución y orden que tenían: podías saber qué contenía cada cajón con un simple vistazo puesto que habían pegado una muestra de las herramientas, telas, cintas, etc. en el frontal correspondiente. También en esa sala tienen la zona de estudio donde realizan las fotografías de los productos y las creaciones que podemos ver en las diferentes redes sociales.

  

  

 

De ahí hicimos una visita rápida a las oficinas para pasar al almacén. Imaginaos un espacio lleno de pasillos con estanterías hasta el techo donde pudierais encontrar todos y cada uno de los elementos que venden en vuestras tiendas favoritas de manualidades y que os dejaran un rato para curiosear y encontrar materiales con los que no habíais ni soñado.

  

  

Finalmente volvimos al taller de la SchoolInnspiro. El taller, a parte de las mesas preparadas para una clase de manualidades, está decorado con una buena muestra de los materiales con los que trabaja la empresa, tanto los creados en su fábrica como los que distribuyen de otras marcas.

  

  

  

Una vez sentados realizamos una masterclass de transferencia sobre tela, impartida por Alex. Innspiro nos dejó todos los materiales para que pudiéramos salir con una totebag personalizada.

  

Os explico cómo lo hicimos:

Escogimos de entre diferentes modelos un dibujo impreso con tinta láser. Lo pintamos con pinturas de tela Javana Fabric Paint for light-colored textiles de Kreul, teniendo en cuenta que si poníamos diferentes capas la primera que hubiésemos puesto es la que se vería en la tela en primer lugar (por ejemplo, si queríamos un fondo rojo con puntos blancos debíamos pintar primero los puntos blancos y cubrirlos con una capa de rojo). Nos debemos asegurar que la pintura está totalmente seca, para acelerar el secado, en la masterclass utilizamos un secador.

Una vez seca la pintura, recortamos el dibujo y marcamos el espacio que ocupa. En la masterclass pudimos utilizar un rotulador mágico para tela Javana Sublimatstift de Kreul, un rotulador especial que permanece en la tela de dos a cuatro días y después se borra o que desaparece al instante con agua, pintura o productos para tela indistintamente, ¡ha sido todo un descubrimiento!

  

El siguiente paso es poner gel adhesivo para transferencias, tanto en el dibujo pintado como en la zona de la bolsa donde lo vamos a situar procedemos a colocar el dibujo con la parte pintada boca abajo. Después sacamos el exceso de gel con una espátula de plástico desde el centro del dibujo hacia fuera, con cuidado de no romper el papel. No os olvidéis de poner un plástico dentro de la bolsa para que el pegamento no traspase la tela y nos estropee el otro lado de la totebag. Utilizamos el gel adhesivo Foto Transfer Potch de la marca Hobby Line. Este gel suele secarse en 24 horas pero volvimos a acelerar el proceso con un secador.

Una vez que nos hayamos asegurado de que el gel está seco tanto por fuera como por dentro de la bolsa, llega el momento de retirar la celulosa del papel, para eso es necesario humedecer con agua y rascarlo con paciencia, puesto que es un proceso lento si el papel es muy grueso. Nos recomendaron que para este tipo de transferencias lo suyo era utilizar un papel de unos 70 u 80 gramos máximo. A más gramaje más dificultad para retirarlo.

¡Y ya tenemos nuestra bolsa personalizada!

Tras esta masterclass, los chicos de Innspiro nos ofrecieron un pica-pica y brindamos por el futuro de la ShopInnspiro y la SchoolInnspiro. Antes de marcharnos nos obsequiaron con una bonita bolsa-regalo con flamencos estampados y un montón de detallitos en su interior.

¿Os gustaría realizar algún proyecto DIY para personalizar un evento? ¿Os imagináis regalar una bolsa-regalo personalizada a vuestros invitados?

No dudéis en pasaros por la web de Innspiro para inspiraros, ¡nosotros ya lo hemos hecho!

 

Social media: