¡Hola Soletes y Lunas!

Volvemos al blog con una fiesta que decoré en mi piso para celebrar con amigos la llegada del verano.

Quería que fuese una comida de verano alegre, donde el color inundara la habitación, y a la vez fresca y con un pequeño toque playero. ¿Te intriga? Sigue leyendo y verás cómo conseguirlo.

 

 

Desde que tenemos el piso nos encanta recibir en él a familiares y amigos para pasar un buen rato juntos charlando, comiendo o jugando a juegos de mesa, a los que es aficionado Mr. Sol.

Para esta ocasión busqué que el blanco dominara la escena pero añadiéndole color por doquier. Un mantel blanco cubría la mesa, los platos blancos eran desechables y biodegradables, la cubertería de plata, las copas de cristal transparente y los vasos en color fucsia los compré en Aloja do gato preto, me encantaron para empezar a darle color. El camino de mesa lo simulé con pequeños redondeles troquelados en los colores de la paleta escogida y añadí velas blanas y doradas en portavelas de cristal o dorados y flores al conjunto para darle vida a la mesa. Para darle el toque playero y de verano añadí caracolas y conchas. Las servilletas invitaban a celebrar, de estampado arcoíris con la palabra “party” iridiscente estampada.

 

 

 

 

Como detalle especial a mis invitados les preparé unos detallitos en sobres craft que coloqué en los platos a modo de seating puesto que cada uno iba decorado con un tag con su nombre. En otro post os explicaré cómo hice estas etiquetas tan sencillitas y tan resultonas.

 

 

 

La mesa ya la tenía lista pero quería unificar la decoración del comedor así que me hice con dos marcos dorados herencia de mi tío y los coloqué en el mueble del comedor con una guirnalda de tassels de los colores de la paleta de la fiesta. También decoré el mueble con flores y caracolas dejando el centro libre para poder poner el pica-pica de la comida.

 

 

 

 

Para terminar la comida, que no la reunión, Invité a mis comensales a unos ricos cupcakes hechos por Pambolisucre, una pastelería cerquita de casa descubierta cuando nos mudamos a Sants y que tiene unas delícias que nos encantan. También pusimos chocolates y chuches para amenizar el rato de juegos que tuvimos después de comer.

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta decoración? Es sencilla y rápida de hacer, lo más trabajoso es la guirnalda, yo la hice en casa pero si no te ves con tiempo o ánimos de hacerla siempre puedes encargarla con antelación, Made with lof tiene una variedad de colores ideal para guirnaldas, la pides online y en pocos días la tienes en casa.

 

Espero que te haya gustado mi propuesta para una comida de verano.

Si quieres saber cómo puedo ayudarte a diseñar y organizar tu boda o tu evento, puedes encontrarme aquí o en las redes sociales Facebook e Instagram.

Comenta este artículo y subscribete a la Newsletter para estar al día de las nuevas publicaciones.

Social media: