Hoy seguimos con nuestra guía de flores para que conozcáis mejor su significado, leyendas y mitos y, también, en qué semanas o meses florecen.

Hoy hablaremos del CLAVEL.

clavel blanco clavel amarillo clavel rojo

 clavel rosa clavel púrpura

 

El clavel es una planta herbácea perteneciente a la familia de las Caryophyllaceae y originaria de la zona mediterránea. El silvestre florece en primavera y verano pero bajo condiciones apropiadas de cultivo puede florecer durante casi todo el año.

Los claveles poseen hojas lineales, angostas, opuestas y envainadoras, y cada tallo forma una flor terminal de no menos de cinco pétalos festoneados (con ondas) o con dientecillos. La flor tiene fuerte fragancia y sus colores más comunes son el rojo, rosado, blanco, amarillo y mixto.

 

Según el color, la simbología del clavel cambia totalmente.

Los claveles blancos son símbolo del amor puro, la inocencia y la fidelidad, y son muy bonitos para decorar en las bodas.

Los claveles amarillos reflejan desilusión y pena por un amor no correspondido.

 

  

 

Los claveles púrpuras muestran el lado más infantil de las personas simbolizando el capricho.

los claveles rojos son especiales para poder mostrar el amor y la admiración por las personas que queremos. Cuanto más intenso sea el color, más pasión refleja.

 

  

 

Los claveles rosados también son símbolos de amor, pero maternal y de familia. Este color es el reconocido por el cristianismo como el que nació de las lágrimas de la virgen María.

 

 

Fue el griego Theopharastus quien catalogó la flor bajo el nombre “Dianthus”, nombre aún usado en la actualidad. El nombre deriva de dos palabras griegas: “Dia”, o dios; y “anthos”, que significa flor. En otras palabras, los claveles fueron reconocidos por su belleza como “las flores de Dios”.

En la tradición cristiana el clavel, lo mismo que otras hermosas flores, está vinculado a los atributos y leyendas de la Virgen. Una de ellas cuenta que las lágrimas que derramaba al ver a su hijo llevando la cruz se convertían en claveles tan pronto como caían al suelo. En otra leyenda leemos que el clavel empezó a florecer al nacer Jesús. En ambos casos esta flor simboliza el amor puro.

En un cuento de los hermanos Grimm, un joven con dones de mago transforma a su amada en un clavel para poder llevarla consigo en el bolsillo. Para él, la flor de aroma dulce es el símbolo de la inocencia y el amor.

El clavel ha desempeñado un gran papel en la historia de los prisioneros famosos, porque sus pétalos se prestan a esconder entre ellos mensajes secretos. Durante la revolución francesa, el caballero de Rougeville logró visitar a María Antonieta, reina de Francia, en la cárcel y, disimuladamente, dejó caer un clavel que llevaba escondido en sus pétalos un plan de rescate. María Antonieta, con un alfiler, escribió unas notas en un pedazo de papel para dar a entender que había comprendido el mensaje. Pero el complot fue descubierto y ella murió ejecutada. Aquel trozo de papel se conserva todavía en los Archivos Nacionales de París.

Sígueme a través de las redes sociales: Facebook e Instagram

No dudes en contactar con Sol y Luna Eventos si quieres que te ayude a planificar y organizar tu gran día. ^^

Social media: