Para el día de la madre le hice un regalo a la mía: una libreta donde poder guardar sus pensamientos, emociones y sensaciones. Quería que fuera una libreta especial y única y para eso debía hacerla yo misma. Gustó tanto que tras regalársela mi padre me pidió otra para él a juego. ¿Qué os parece?

 

 

Si queréis hacer una libreta especial y totalmente personalizada como esta que le he hecho a mi padre seguid leyendo que aquí tenéis los pasos ^.^

 

MATERIALES NECESARIOS

  • Folios
  • 2 cartones (se pueden reciclar de las cajas de cereales)
  • 2 papeles de scrap
  • Elementos para decorar
  • Pegamento
  • Espirales de encuadernación
  • Encuadernadora (o la copistería más cercana)
  • Alicates (o la copistería más cercana)
  • Tenazas (o la copistería más cercana)

 

 

PASO A PASO

Lo primero que debemos tener claro es el tamaño de la libreta, en mi caso pensé que lo ideal era tenerla de DIN-A5 (mitad de folio clásico).

También debemos pensar qué cantidad de hojas queremos que tenga nuestra libreta. Yo quería que fuera una libreta de 70 hojas así que cogí 35 DIN-A4 y las corté por la mitad (también podéis comprar directamente folios en DIN-A5).

 

Para hacer las tapas cogeremos como base dos cartones (he añadido unos 5 milímetros a la medida de cada lado de la libreta para que las tapas sobresalgan y protejan así las hojas).

 

 

También cortaremos los papeles de scrap teniendo en cuenta que necesitaremos cubrir el cartón por los dos lados, de manera que en total necesitaremos 4 recortes. Yo hice dos en marrón y dos en naranja. Los pegamos a los cartones. En mi caso utilicé pegamento AQUA MONO LIQUID BLUE de la marca TOMBOW, y me aseguré de poner en toda la superficie del cartón para que quedara todo bien pegado.

 

 

Llega el momento de hacer los agujeros para pasar la espiral, tanto a los folios como a las tapas. Yo los hice con una encuadernadora pero también podéis llevarla a una copistería.

 

 

Toca decorar la tapa. Como la idea es que sea una libreta de mucho trote no le he añadido mucho volumen, pero si la queréis más decorativa le podéis añadir letras gruesas, figuras de madera… ¡imaginación al poder! Es importante que si se decora la tapa con volumen no nos olvidemos de hacer los agujeros antes puesto que las encuadernadoras no aceptan según que anchos.

 

 

El tag lo he personalizado con un dibujo ideal para mi padre: un escorpión (¿adivináis que signo del zodiaco es?). Primero lo realicé en lapiz y después utilicé el bolígrafo PIGMA MICRON 01 de la marca SAKURA, ideal para dibujos con mucho detalle y en los que necesitas una punta muy fina.

 

 

Para añadirle el mensaje personalizado en la portada he utilizado stickers de letras pequeñas de la marca SRA. GRANGER y he escrito la palabra “papa” con un rotulador negro de doble punta de la marca TOMBOW.

 

 

Finalmente sólo queda unir las hojas y las tapas con la espiral, el ancho de la cual dependerá de la cantidad de hojas que le añadamos a la libreta. El sobrante de la espiral se corta con tenazas y debemos arreglar el final para que no se escape con unas tenazas.

 

 

Y ya tenemos la libreta lista para regalar, ahora sólo falta que se llene de recuerdos, dibujos o de todo aquello que no debemos olvidar.

 

 

Espero que os sirva este tutorial para poder hacer vuestros álbumes de recuerdos para eventos especiales, libretas de apuntes, etc.

 

Comenta este artículo y sígueme a través de las redes sociales: Facebook e Instagram

No dudes en contactar con Sol y Luna Eventos si quieres que te ayude a planificar y organizar tu gran día o si quieres que te prepare algún detalle especial. ^^

 

 

Social media: