¡Bienvenidos un miércoles más al día del espectador! Hoy analizaremos los elementos bodiles de la película: La gran boda 

Esta película es del 2013 y cuenta con una gran plantilla de buenos actores: Robert De Niro, Diane Keaton, Susan Sarandon, Robin Williams y Katherine Heigl entre otros. El director y guionista es Justin Zackham.

La gran boda empieza cuando Ellie (Diane Keaton) vuelve a su antiguo hogar diez años después de que su ex marido Don (Robert De Niro) la engañara con Bebe (Susan Sarandon), con la que vive felizmente desde entonces. La relación entre Ellie y Don es cordial y todas las rencillas están más que olvidadas, pero la boda de su hijo adoptivo Alejandro (Ben Barnes) con Missy (Amanda Seyfried) abrirá las antiguas cicatrices, ya que deberán fingir que siguen casados delante de Madonna (Patricia Rae), la madre biológica de Alejandro, que asistirá al evento y que por sus creencias profundamente religiosas no debe saber que están divorciados.

La boda de esta película tiene lugar al final de la misma. A pesar de ser una boda católica con un cura como oficiante, la celebran en el jardín de la casa de Don, padre adoptivo del novio, en una carpa blanca a orillas del lago.

Los colores temáticos de la boda son el lavanda, el crema claro y el rosa palo y todos los elementos giran entorno a ellos, tal y como veremos a continuación.

colores temáticos de La gran boda

Colores temáticos de La gran boda

La carpa sirve en la película tanto para celebrar la ceremonia como para el banquete. Deducimos, puesto que la película no nos lo muestra, que el aperitivo se celebra fuera de la carpa para que, en el tiempo que dura el mismo, se pueda redistribuir el espacio.

La carpa es totalmente blanca. Para darle algo de color se han envuelto las columnas centrales con tul y se les ha creado un capitel también con tul y flores, todo en lavanda. Al fondo de la carpa una pequeña elevación sirve para el altar de la ceremonia y para situar a los músicos en el banquete y el momento del baile. Se ha rebajado la sensación de altura de los techos colgando guirnaldas de grandes bolas de papel blancas y lámparas de araña de cristal.

Para la ceremonia, un alfombra blanca central marca el pasillo por donde deberán pasar los novios hasta el altar, donde un arco de hierro recubierto de flores como si de una enredadera se tratase enmarcará el enlace. A cada lado del pasillo se sitúan los invitados, sentados en sillas blancas de estilo tiffany con cojín blanco y forradas en el respaldo con fundas de encaje blanco y con un lazo en tul lavanda. Cada dos filas de invitados, el pasillo está decorado con pequeñas columnatas decoradas en la parte superior con ramos de flores a conjunto con las que decoran el arco del altar. Dos cortinas blancas separan la zona de la ceremonia con la zona donde los novios esperan para entrar en ella y donde han situado un par de sofás y dos mesas para los regalos que hacen los invitados.

A pesar de este despliegue de medios, los novios finalmente realizan la ceremonia a orillas del lago, sólo ellos y el oficiante católico. El novio va vestido con un traje de color crema, camisa blanca y chaleco también crema, con corbata en color lavanda. La novia lleva un vestido diseñado por Aude Bronson-Howard, de corte recto con un poco de cola y decorado con pequeñas flores aplicadas y pequeñas perlas blancas. La forma del escote es en uve y los tirantes van decorados con pequeñas flores de tela. En la parte trasera lleva una flor de la misma tela del vestido en lo bajo de la espalda. El pelo suelto está semi recojido y adornado con un par de pequeños tocados de flores y perlas en ambas sienes. Complementa el look con una pequeña pulsera y pequeños pendientes de perlas.

Para el banquete se reorganiza la carpa reutilizando las sillas tiffany y colocándolas alrededor de varias mesas redondas con mantelería en lavanda cubierta con encaje blanco. Los centros de mesa son bouquets redondos de flores en los colores base de la boda. Destacan las servilletas azules que rompen la monotonía cromática.

En el film han tenido el detalle de incluir una toma de una mesa para niños, en la que podemos observar cómo a cada uno se les ha ofrecido una bolsa con un pack de juegos para que puedan distraerse durante las horas que dura la comida y la fiesta posterior.

Finalmente está el pastel. Aunque éste apenas se puede observar en diversas tomas finales existen diversas imágenes y vídeos del mismo. Fue encargado a Buddy Valastro, reconocido pastelero de New Jersey y conocido principalmente por su programa El Rey de las Tartas (Cake Boss). Precisamente, en uno de los capítulos del programa se puede ver cómo crearon este pastel de tres pisos cubierto con fondant, pétalos blancos de azúcar y flores rosas comestibles hechas pétalo a pétalo.

Esperamos que todos estos detalles os sirvan de inspiración.

Si queréis saber más datos técnicos sobre esta película tenéis su ficha en IMDB.

¡Nos vemos en el siguiente post! ^^

 

Social media: