Volvemos a la carga con el día del espectador con una película que nos encanta por la cantidad de detalles que tiene en los que podemos inspirarnos: GUERRA DE NOVIAS

La premisa de esta película del 2009 dirigida por Gary Winick se basa en dos grandes amigas (Anne Hathaway y Kate Hudson) que desde pequeñas han soñado con su boda ideal: en Junio en el Hotel Plaza. La guerra entre ambas empieza cuando por un error deben celebrar sus bodas el mismo día, a la misma hora en el mismo lugar, así que planean cómo sabotear la boda de la otra para que ése día sea único. Completan el reparto Bryan Greenberg, Chris Pratt y Steve Howey.

Antes de comentar las dos bodas principales nos centraremos en las dos novias que aparecen al inicio de la película. La primera es la novia que ven las protagonistas de pequeñas en el Hotel Plaza, de la mano del novio. Ella lleva un vestido de escote cuadrado y de corte tipo “A” y con dos mangas abullonadas separadas del cuerpo. El ramo es un bouquet de rosas blancas con un lazo de raso blanco recogiendo los tallos. El pelo está recogido con horquillas decoradas con flores azules de pedrería. El novio viste chaqué negro con chaleco gris y pañuelo en lugar de corbata. El prendido es una rosa blanca a juego con el ramo de la novia.

guerra de novias

De esta boda se vislumbra el salón del banquete. Las mesas en forma de pastilla (redondas) están cubiertas por manteles bordados en tonos crema sobre los que destacan los altos centros de mesas compuestos por una columna de cristal con un gran ramo de rosas blancas  y gladiolos blancos coronándolo. Además, alrededor de esta columna central se han añadido pequeños ramos de rosas y candelabros con velas para completar el conjunto decorativo. Las sillas donde los invitados se sentarán son de estilo tiffany plateadas (¿os habéis dado cuenta que son las más comunes en las películas americanas?).

La segunda novia que aparece en la película es una amiga de las protagonistas dispuesta a lanzar el ramo hacia ellas. Lleva un vestido de corte sirena, con escote recto drapeado y tirantes y una falda…. El ramo es un bouquet pequeño de flores en color blanco, crema y amarillo. Completa el look con el pelo recojido y pendientes colgantes.

Y llegamos a las dos bodas principales de la película: la de Liv (Kate Hudson), una abogada con un gran presupuesto y la de Emma (Anne Hathaway), una maestra con un presupuesto más modesto. A ambas novias les entregan anillos de compromiso con un diamante cada uno, aunque el de Liv viene en una caja de Tiffany y la pedida de Emma es más original. El novio ha hecho guardar el anillo en una galleta de la fortuna, puesto que tienen como ritual cenar una vez a la semana en casa comida de un restaurante chino y ha querido personalizar al máximo su pedida.

Para celebrar ambos compromisos las amigas les organizan una comida con temática india. Los manteles de la mesa imperial donde se sientan a comer son de color verde claro con un camino de mesa en fucsia que hace destacar las servilletas amarillas. Unos parasoles con el mango hacia arriba decoran el techo sobre la mesa. Les acompañan unas lámparas tipo globos orientales, todo en colores bibrantes.

Una vez comprometidas empiezan los preparativos para las bodas. Primero podemos observar las invitaciones de ambas. La de Liv (Olivia en la invitación) es más clásica que la de Emma, tanto en el color y el fondo y el tipo de letra. Dos tipos de invitación que reflejan la personalidad y las expectativas de las novias en cuanto a sus bodas. Liv, con mayor presupuesto, quiere una boda por todo lo alto. En cambio Emma su única exigencia es el lugar de celebración, organizando una boda más sencilla.

Durante la película vemos parte de los preparativos para las bodas: elección de las tartas, de los anillos de bodas, de los grupos de música, fiesta de despedida de solteras…

Y llegamos al 6 de Junio, el gran día de ambas protagonistas. Aunque en el film todo sucede en paralelo intercalando una boda con otra nosotros primero hablaremos de la de Emma para acabar con la de Liv.

Emma lleva el vestido de bodas de su madre, de corte sirena con escote barco, un vestido vintage diseñado por Vera Wang para la colección de 2005. Con un recogido sencillo que sujeta el velo, de joyería sólo lleva unos pequeños pendientes. El ramo es un ramillete hecho con peonías, la flor de la boda, en tonos fucsias con detalles amarillos.

A Emma la preceden hasta el altar una niña y su dama de honor, ambas vestidas de negro con ramilletes de peonias. En la siguiente imagen podemos ver cómo la entrada al salón está enmarcada por celosías blancas donde los floristas han colocado enredaderas decoradas con peonías.

El salón tiene como color principal el rojo, encontrado en los cortinajes de las ventanas, las flores en el altar y las tiras de raso con las que se han decorado las sillas de los invitados. Un alfombra blanca lleva hacia el altar. En lo alto de éste se puede observar una gran tela blanca decorada con cuerdas blancas como si de un gran globo aerostático se tratara. En ella se proyecta un vídeo mientras la novia se dirige hacia el altar.

Pasamos ahora a la boda de la segunda protagonista. Liv lleva un vestido diseñado por Vera Wang para la colección Primavera 2009 que modificó levemente para que el de la película fuera exclusivo. El vestido se compone de corpiño ajustado de encaje decorado con un cinturón gris bajo el pecho y escote corazón, cintura vasca (comienza debajo de la cintura y en el centro del vestido forma una V) y una gran falda de tul. Lleva el pelo rizado y recogido con el flequillo retirado. El ramo es un bouquet de rosas en color rosa pálido.

Liv tiene tres damas que la acompañan al altar aunque apenas vislumbramos sus vestidos violetas de escote recto. Al no poder contar con Emma como dama de honor decide nombrar hombre de honor a su ayudante en el despacho de abogacía.

El salón, de estilo clásico, sitúa a los invitados en sillas con forro blanco a ambos lados de una alfombra blanca. Entre las filas de invitados destacan unas columnas coronadas por velas. El altar está enmarcado por un gran mueble en negro y dorado con columnas azules e imágenes religiosas de mármol blanco.

La película sólo nos muestra el convite de la boda de Liv. Éste tiene lugar en un gran salón donde se combinan las mesas imperiales y las de pastilla. Todas cubiertas de manteles de base violeta y parte superior de tela bordada. Las sillas son de estilo tiffany doradas, que combinan con los bordes dorados de las copas de vino y las tazas de café. Pequeños ramilletes de flores blancas decoran las mesas, una decoración sencilla que contrasta con las grandes lámparas de cristales semiopacos con guirnaldas de flores y situadas sobre las mesas.

En el convite vemos el pastel de bodas de Liv. El mismo consta de siete pisos cubiertos de mazapán con perlas y decoraciones comestibles. Todo el pastel es blanco brillante y las decoraciones doradas.

Estas dos bodas tienen dos estilos muy marcados y muy diferentes entre ellos pero ambos consiguen encantarnos puesto que reflejan la personalidad de cada pareja.

Esperamos que hayáis disfrutado leyendo este artículo tanto como nosotros escribiéndolo.

No dudéis en visitar la ficha de esta película en IMDB si queréis saber más sobre ella.

¡Nos leemos pronto! ^^

 [:en][:]

Social media: