Aprovechamos el tirón del artículo de la semana pasada sobre los orígenes de las bodas para seguir con los griegos en el día del espectador. Hoy comentaremos la película: MI GRAN BODA GRIEGA

Este film del 2002 dirigido por Joel Zwick, producido por Tom Hanks, Rita Wilson, Gary Goetzman y protagonizado por Nia Vardalos (que también es la guionista), John Corbett y Michael Constantine entre otros narra la historia de Fotoula ‘Toula’ Portokalos (Nia Vardalos), una mujer de ascendencia griego-americana, que se enamora de un chico estadounidense llamado Ian Miller (John Corbett). En el transcurso de la película, los protagonistas tienen que luchar por vencer las diferencias culturales y que los padres de ella acepten a un futuro yerno no-griego.

Esta es la premisa con la que inicia el film. La boda de Toula e Ian se ve guiada por las costumbres y tradiciones de la família de la novia, griegos católicos ortodoxos. Ian debe bautizarse para poder casarse por la iglesia. Aunque actualmente España es un estado laico, tradicionalmente era católico románico y para poder casarse religiosamente en uno de sus templos exigen que los novios estén bautizados hayan hecho la comunión y, en muchos casos, que estén incluso confirmados.

La familia de Toula es muy dominante en cuanto a decisiones sobre la boda. La madre decide sobre las invitaciones: dos papeles unidos por una cinta azul formando un lazo. En el papel inferior está la invitación en sí, con los nombres de los novios, de los padres, del lugar de la ceremonia y del lugar de la celebración. El superior nos muestra un “pequeño” homenaje a la bandera griega.

Invitaciones para asistir al gran dia de Toula e Ian

Lo siguiente que nos enseñan es el vestido de dama de honor, escogido por la prima de la novia, un vestido azul claro estilo sirena (trumpet) con tirantes anudados al cuello y falda de tul azul con topos hasta media pierna. El vestido va adornado con una flor en el centro del pecho, otras a cada lado del cuerpo en la unión del vestido con la falda y un gran lazo en la parte trasera. Complementan el look de las DIEZ damas de honor una chaqueta, de color azul cielo con bordados y de manga larga con los hombros abullonados; una diadema, de flores de tela azul cielo, unos pendientes bastante llamativos con forma de flor; un ramo de flores, en lilas, granates, amarillos y blancos, y unos zapatos blancos de tacón anudados al talón y con una tira en el empeine con tres flores blancas como decoración.

Vestido de las damas de honor

Zapatos de las damas de honor

El día de la boda la película nos muestra la casa de los padres de la novia, cuya escalera han decorado para el gran día con tul blanco y azul cielo y con lazos de seda en los mismos colores.

Es aquí donde podemos ver cómo va vestida la novia. Lleva un vestido de corte princesa de escote redondo y con mangas hasta el codo, todo bordado y con una gran flor en el centro del pecho, como en el vestido de las damas de honor. Complementan el look una gargantilla de brillantes, guantes bordados y un gran velo.

Tal y como hemos comentado antes, la ceremonia se realiza en una iglesia griega ortodoxa. Al inicio del pasillo central del templo se ha situado un arco, con tela tul blanca cubriendo la estructura y con dos grandes ramos de flores blancas a cada lado. El pasillo va engalanado con largos tules blancos atados en los respaldos de los bancos, con pompones cada dos bancos.

Los invitados de la novia se sientan en la parte izquierda de la iglesia mirando hacia el altar y los invitados del novio en la parte derecha. A pesar de que esta tradición protocolaria se realiza en diferentes ceremonias religiosas en una ceremonia griega ortodoxa real no existe esta división a la hora de sentarse en la iglesia.

La novia, en su entrada a la iglesia, va precedida por una comitiva formada por dos niñas echando pétalos de flores, tres niños, uno de los cuales lleva los anillos en un cojín blanco, y diez damas de honor. El novio la espera en el altar acompañado de diez padrinos.

La película nos hace un pequeño resumen de la ceremonia griego ortodoxa llegando al momento de la coronación de los novios. El oficiante bendice dos coronas de flores unidas por un listón y las pone en la cabeza del novio y de la novia y el padrino de bodas las intercambia tres veces entre los novios. A continuación, después de una lectura de la Biblia, la pareja es guiada por el oficiante en sus primeros pasos como pareja casada alrededor del altar, y el padrino los sigue cogiendo el listón que une las coronas.

Coronación de los novios en la celebración griega ortodoxa

Una vez acabada la ceremonia llega el momento de la celebración. Los novios llegan al restaurante Aphrodite’s Palace en una limusina blanca decorada para la ocasión con tules azules y pompones blancos y azules.

Los novios se sientan en la mesa presidencial con sus damas y padrinos. Puesto que en total son 22 personas, la mesa presidencial en esta ocasión esta compuesta por dos mesas imperiales con mantelería blanca decorada con sobre manteles blancos y tul marrón tierra. La decoración floral se basa en centros de mesa con flores blancas y mucho verde. El salón está decorado con columnas griegas y grandes telas en rosa pálido en las paredes y blancas colgando del techo. Tras la mesa presidencial, la pared está iluminada con una cortina de luces tras las telas en rosa.

Las mesas de los invitados son redondas, con mantelería como la mesa presidencial y con decoración floral con toques lilas y una vela central.

En una corta secuencia podemos entrever el pastel, clásico de tres pisos en blanco y con flores azules y adornado con cintas de raso que caen desde el piso superior al inferior y decorado con elementos florales en la base.

Pastel de bodas de Toula e Ian

¿Qué os ha parecido esta decoración de la ceremonia y la celebración de la boda?

Animaos a dejar vuestras opiniones en un comentario.

¡Nos vemos en el siguiente post! ^^

 

Social media: