La vida está sujeta a innumerables cambios que siempre deben recibirse con la mayor de las sonrisas. Todos estamos de acuerdo en celebrar nacimientos, bodas y cumpleaños, pero ¿por qué no celebrar también el divorcio?

Aunque a algunos les parezca una locura, la sociedad ha aceptado que a veces el divorcio es la opción más sana, y todo cambio positivo es digno de celebración. En los últimos años las propuestas para celebrar los divorcios no han hecho más que aumentar: la planificadora de eventos Glynda Rhodes empezó en 2012 la empresa “The Divorce Party Planner”, que se especializa precisamente en despedir matrimonios por todo lo alto. Las propuestas van de lo relativamente normal, como fiestas en discotecas, a formas más insólitas como tirarse en paracaídas hacia la soltería.

Pero estas fiestas no sólo se pueden celebrar individualmente. Hay parejas que, pese a decidir divorciarse, siguen teniendo muy buena relación entre ellos y deciden comunicar la separación a sus seres queridos de manera conjunta. Estas parejas escogen realizar una fiesta en la que se celebre la decisión de terminar con una etapa de su vida de manera pacífica y de celebrar que sucedió.

Otro emprendedor, Jim Halfens, decidió iniciar la empresa Divorce Hotel. En ella, la pareja que decide dar fin a su relación se reúne durante un fin de semana en un hotel junto con un abogado mediador para negociar las condiciones del divorcio. ¡Todo para acabar brindando por un futuro mejor para los dos!

Las fiestas de divorcio son también una oportunidad para mirar de otra forma a todos los símbolos asociados con las bodas. Puede ser una manera divertida de decirle adiós a la vida en pareja diseñar una original tarta de divorcio, o hacer una “ceremonia de separación” en la que el fuego ayude a convertir en humo los malos recuerdos acumulados en álbumes de fotos.

Nos parece una idea estupenda darle al divorcio el toque alegre que se merece, sobre todo teniendo en cuenta lo difícil que puede llegar a ser un matrimonio con la persona equivocada. Creemos que más allá del matrimonio también hay finales felices. ¡Y no hay nada mejor que pasar página con una fiesta digna de la nueva vida que empieza!

Social media: